Acercate a nuestras tiendas y aprovecha importantes descuentos en nuestros productos!
Menú

ESPECICIFACIONES XBOX SERIE X

Mejores gráficos

Xbox Series X ofrecerá por defecto un rendimiento que garantizará resolución 4K a 60 imágenes por segundo, sin embargo, la cosa no terminará ahí. La consola será capaz de trabajar con frecuencias de hasta 120 Hz, que serán ideales para monitores gaming, pero además, se atreverá con resoluciones 8K, aunque desconocemos la tasa de imágenes por segundo que podrá alcanzar.


El almacenamiento


La Xbox Series X incluirá un SSD de 1 TB en su interior. Esta unidad será un disco NVMe de alta velocidad que conseguirá transferencias de hasta 2,4 GB/s, algo que permitirá obtener tiempos de carga especialmente rápidos. Con la idea de poder mantener estas prestaciones y ampliar la capacidad de la consola, en la zona trasera encontraremos una ranura para unos cartuchos que se venderán por separado.

Estos cartuchos o tarjetas, serán unidades NMVe externas fabricadas por Seagate que permitirán aumentar la capacidad de la consola. Con la ayuda de esta tecnología se ha conseguido mejorar los tiempos de carga de los juegos de una manera increíble.


Varios juegos a la vez


Gracias a la memoria RAM, la velocidad de carga del SSD y la potencia de procesamiento de Xbox Series X, la nueva consola será capaz de ofrecer un nuevo nivel de hibernación de juegos que no habíamos visto hasta ahora. Tal y como muestran con este vídeo oficial, podremos pasar de un juego a otro sin perder el transcurso de la partida, ya que esta se quedará completamente pausada y podremos seguir por donde o dejamos.
Así, si te cansas de pegar tiros, podrás pausar el juego y pasar a otro para cambiar de aires. O si estabas en la campaña individual de Call of Duty y un amigo te manda una solicitud para jugar un partido a FIFA, podrás cambiar de juego inmediatamente sin importar si guardaste la partida o no.

Características técnicas

CPU: AMD Zen 2 de 8 núcleos a 3,8 GHz
GPU: AMD Radeon RNDA Navi con 12 teraflops, 52 unidades de computación a 1,825 GHz y soporte de Ray Tracing a través de DirectX
Memoria: 16 GB GDDR6 con un ancho de banda de 560 GB/s (10 GB) y 335 GB/s (6 GB)
Resolución de Vídeo: 4K nativo con posibilidad de llegar a 8K. Máxima tasa de 120 Hz.
Almacenamiento: Unidad SSD NVMe de 1 TB (2,4 GB/s en RAW)
Almacenamiento externo: Discos de expansión NVMe de Seagate de 1 TB, discos USB 3.2
Unidad óptica: Lector Blu-ray 4K


El nuevo mando

La consola también llegará acompañada de un nuevo mando. A simple vista parece idéntico al actual, pero en realidad esconde una serie de mejoras técnicas muy interesantes que podría mejorar la experiencia de juego. La más importante es la conectividad. Con una conexión inalámbrica propietaria desarrollada por Microsoft, el gamepad consigue conectarse a la consola y enviar los comandos casi sin latencia, lo que ayudaría a tener el mejor tiempo de respuesta a la hora de pulsar cada botón.

Por otro lado, el diseño ha sufrido cambios casi inapreciables que mejorarán la ergonomía, además de que los gatillos ahora presentan una textura rugosa para mejorar el agarre y pulsación. Pero si hablamos de botones, el protagonismo se lo lleva el nuevo botón de compartir. Se trata de un acceso directo que nos permitirá hacer capturas y compartir contenidos de manera rápida sin necesidad de atajos y complejos comandos como ocurre en Xbox One.

Otro de los cambios lo encontramos en la nueva cruceta digital, que presenta un diseño híbrido que facilita las 8 direcciones.

 

El sonido espacial 3D es la última evolución de la tecnología de audio, y utiliza algoritmos avanzados para crear mundos envolventes y realistas que te colocan en el centro de la experiencia.

 

XBOX SERIE X

XBOX SERIE X

ESPECICIFACIONES XBOX SERIE X

Mejores gráficos

Xbox Series X ofrecerá por defecto un rendimiento que garantizará resolución 4K a 60 imágenes por segundo, sin embargo, la cosa no terminará ahí. La consola será capaz de trabajar con frecuencias de hasta 120 Hz, que serán ideales para monitores gaming, pero además, se atreverá con resoluciones 8K, aunque desconocemos la tasa de imágenes por segundo que podrá alcanzar.


El almacenamiento


La Xbox Series X incluirá un SSD de 1 TB en su interior. Esta unidad será un disco NVMe de alta velocidad que conseguirá transferencias de hasta 2,4 GB/s, algo que permitirá obtener tiempos de carga especialmente rápidos. Con la idea de poder mantener estas prestaciones y ampliar la capacidad de la consola, en la zona trasera encontraremos una ranura para unos cartuchos que se venderán por separado.

Estos cartuchos o tarjetas, serán unidades NMVe externas fabricadas por Seagate que permitirán aumentar la capacidad de la consola. Con la ayuda de esta tecnología se ha conseguido mejorar los tiempos de carga de los juegos de una manera increíble.


Varios juegos a la vez


Gracias a la memoria RAM, la velocidad de carga del SSD y la potencia de procesamiento de Xbox Series X, la nueva consola será capaz de ofrecer un nuevo nivel de hibernación de juegos que no habíamos visto hasta ahora. Tal y como muestran con este vídeo oficial, podremos pasar de un juego a otro sin perder el transcurso de la partida, ya que esta se quedará completamente pausada y podremos seguir por donde o dejamos.
Así, si te cansas de pegar tiros, podrás pausar el juego y pasar a otro para cambiar de aires. O si estabas en la campaña individual de Call of Duty y un amigo te manda una solicitud para jugar un partido a FIFA, podrás cambiar de juego inmediatamente sin importar si guardaste la partida o no.

Características técnicas

CPU: AMD Zen 2 de 8 núcleos a 3,8 GHz
GPU: AMD Radeon RNDA Navi con 12 teraflops, 52 unidades de computación a 1,825 GHz y soporte de Ray Tracing a través de DirectX
Memoria: 16 GB GDDR6 con un ancho de banda de 560 GB/s (10 GB) y 335 GB/s (6 GB)
Resolución de Vídeo: 4K nativo con posibilidad de llegar a 8K. Máxima tasa de 120 Hz.
Almacenamiento: Unidad SSD NVMe de 1 TB (2,4 GB/s en RAW)
Almacenamiento externo: Discos de expansión NVMe de Seagate de 1 TB, discos USB 3.2
Unidad óptica: Lector Blu-ray 4K


El nuevo mando

La consola también llegará acompañada de un nuevo mando. A simple vista parece idéntico al actual, pero en realidad esconde una serie de mejoras técnicas muy interesantes que podría mejorar la experiencia de juego. La más importante es la conectividad. Con una conexión inalámbrica propietaria desarrollada por Microsoft, el gamepad consigue conectarse a la consola y enviar los comandos casi sin latencia, lo que ayudaría a tener el mejor tiempo de respuesta a la hora de pulsar cada botón.

Por otro lado, el diseño ha sufrido cambios casi inapreciables que mejorarán la ergonomía, además de que los gatillos ahora presentan una textura rugosa para mejorar el agarre y pulsación. Pero si hablamos de botones, el protagonismo se lo lleva el nuevo botón de compartir. Se trata de un acceso directo que nos permitirá hacer capturas y compartir contenidos de manera rápida sin necesidad de atajos y complejos comandos como ocurre en Xbox One.

Otro de los cambios lo encontramos en la nueva cruceta digital, que presenta un diseño híbrido que facilita las 8 direcciones.

 

El sonido espacial 3D es la última evolución de la tecnología de audio, y utiliza algoritmos avanzados para crear mundos envolventes y realistas que te colocan en el centro de la experiencia.